Consejos de marketing de contenidos para tu blog

25/10/2016
marketing de contenidos

Autor: Selva López

El blog es una herramienta del marketing de contenidos que consiste en generar contenidos de calidad con el objetivo de atraer, fidelizar y convertir los visitantes en clientes de una empresa. Suena bien, ¿no?

En Nal3 Comunicació estamos convencidos de las grandes ventajas de tener un blog, pero ¡ojo! no todo vale, por esto, en este artículo te ofrecemos algunos consejos para obtener el máximo provecho de tu blog

 

¿Te gustaría descargar una infografía con este contenido? Haz clic en la imagen

consejos de marketing de contenidos

 

¿Por qué crear un blog dentro de tu estrategia de marketing de contenidos?

A estas alturas, ya no sorprende la idea de que bombardear a la audiencia con mensajes publicitarios agresivos no suele dar buenos resultados. Las técnicas de marketing han evolucionado, como también lo han hecho los consumidores, quienes tienen en cuenta unos valores que antes desconocían.

Ya no basta con exponer las ventajas de un producto o servicio, si las empresas quieren crear “fans” de su marca para que los consumidores no se decanten por la competencia, deben ofrecerles un valor añadido y ganarse su confianza de manera honesta y estratégica. En definitiva, mostrar su lado más humano, tal y como esperamos en nuestras relaciones personales.  ¿A quién le gusta que le llamen por interés o le intenten imponer algo en lo que no cree? Con las relaciones empresa-cliente pasa lo mismo. De eso se trata el marketing de contenidos.

En este contexto, tener un blog te ayudará a acercarte a tu audiencia, con un formato más flexible que la web corporativa, con contenidos más extensos y con un enfoque más creativo. Para ello, es fundamental ponerse en el lugar de los clientes y ofrecerles contenidos útiles de forma desinteresada, que demuestren tus conocimientos específicos del sector, fomenten el feedback de los usuarios y generen tráfico en la web. Además, la actualización periódica de contenidos optimizados te ayudará a mejorar tu posicionamiento en los motores de búsqueda, de modo que te encontrarán más fácilmente en la red y reforzarás la imagen de tu empresa.

Ahora bien,

 

¿Cómo debe ser la estrategia de contenidos de un blog?

La planificación de los contenidos es esencial a la hora de crear un blog y en cualquier estrategia de marketing de contenidos.

Primero que todo, debes realizar un keyword research o búsqueda de palabras clave. Con esto definirás cón qué palabras o frases te gustaría que los usuarios te encontraran. Aquí debes sopesar tus objetivos con la intención de los usuarios, a la vez que valoras el volumen de búsquedas de cada palabra clave y la competencia que exista para posicionarse con ella. Una vez tengas una buena lista, comenzarán a surgir ideas para crear contenidos.

Adicionalmente, recomendamos investigar sobre los temas que interesan a tu audiencia para ofrecerle soluciones y contenidos acorde con sus gustos. Analizar las acciones de la competencia, así como unirse a grupos de Facebook o foros especializados para ver los temas más discutidos, te dará pistas para conocer los intereses de tu público objetivo

Esto no significa que tengas que planear estrictamente todos los posts, ya que deberás adaptarte también a los temas de actualidad, a las analíticas del blog y al feedback de los usuarios. Sin embargo, es necesario establecer una frecuencia de publicación regular para fidelizar a los lectores y agradar a Google, que premia el contenido actualizado.

A continuación, te contamos algunos consejos para escribir un buen post:

Crea contenidos inéditos: puedes inspirarte con los temas que le funcionan a tu competencia, pero te aconsejamos apostar por un contenido original, en el sentido más literal de la palabra.

Aprovecha temas interesantes de actualidad y tendencias del sector para captar la atención de los usuarios y animarles a participar en el debate.

Anota todas las ideas de posts que te vengan a la cabeza. Tener algunos temas en la “nevera” te sacará de más de un apuro cuando falte la inspiración.

Revisa los posts antiguos que hayan tenido más éxito y crea una segunda parte o actualízalos para que vuelvan a generar interés y mejoren el posicionamiento.

• Considera incluir colaboradores externos que ofrezcan su punto de vista como expertos sobre un tema de interés para el sector. Es aconsejable publicar en diversos formatos: entrevistas, video tutoriales, artículos con consejos, etc.

• También puedes pedir ideas a tus seguidores. Proponles que cuelguen imágenes o videos sobre un tema concreto y crea un post con las mejores ideas. Si quieres obtener más interacciones puedes premiar su participación con un sorteo.

 

Una vez elegidos los temas, debes tener en cuenta cómo vas a redactar tus posts. En este aspecto, la optimización del contenido es clave en tu estrategia de marketing de contenidos para asegurar el máximo de lectores:

 

Define las palabras clave de tu actividad y contrástalas con los resultados de Google Analytics, Google Search Console, SEMRush o cualquier otra herramienta. Esta acción te permitirá valorar si las palabras clave que usan los usuarios para encontrarte en la red, se ajustan a tu producto o servicio y si se convierten en leads. Debes redactar tus artículos tomando en cuenta estas palabras claves, respetando la correcta densidad, utilizándolas en el título del post, en los primeros párrafos, en los subtítulos o etiquetas de cabecera, en las etiquetas ALT y title de las imagenes y en las etiquetas SEO (title y description).

No te olvides de utilizar las negritas para destacar los elementos principales del texto.

Intenta que tus posts generen el máximo de enlaces y siempre que puedas incluye palabras clave en los términos que vayas a enlazar. Esto fomentará que otros sitios web también incluyan enlaces externos a tu página (blacklinks), que Google tendrá en cuenta para posicionar tu blog. También son importantes las llamadas a la acción (o calls to action) hacia tu web corporativa, páginas de aterrizaje o formulario de contacto para fomentar la conversión de tus usuarios en leads.

Sé natural: la redacción de los contenidos debe tener un tono más distendido que la web corporativa. En el blog puedes dirigirte a los usuarios “de tú a tú”, sin caer en un lenguaje demasiado coloquial, pero con un enfoque cercano.

La creatividad y el sentido del humor en la redacción, son factores que suman puntos.

Utiliza un lenguaje rico, directo y ágil, huyendo de frases demasiado complejas o subordinadas. Los buscadores de sinónimos serán tu mejor aliado y, por descontado, no olvides pasar el corrector y vigilar la ortografía. Mejor escribir 2 posts de calidad a la semana que 4 contenidos “para salir del paso”.

Contenidos largos y amenos: procura que tus posts tengan un mínimo de 800 palabras, ya que los contenidos largos (y, por supuesto, interesantes) captan la atención del lector, hacen que permanezca más tiempo en la página y Google los valora mejor.

Utiliza recursos multimedia. Hoy en día las posibilidades son casi infinitas. Procura que tus posts sean variados, alternando imágenes de calidad, infografías y videos virales que aporten valor añadido a tu mensaje. Por ejemplo, para las empresas más técnicas, los vídeo tutoriales pueden ser de gran ayuda para captar la atención de usuarios que buscan soluciones a problemas concretos.

Utiliza las redes sociales. Las páginas con botones a perfiles sociales activos son premiadas por los motores de búsqueda y multiplican tus posibilidades de incrementar el tráfico. No hace falta estar en todas partes, elige las redes sociales que más se adaptan a tu producto o servicio y mantenlas al día. Se realista con tus posibilidades de actualización, mejor tener dos perfiles actualizados con contenido original y hashtags actuales, que estar activo en 5 redes sociales a base de “re-postear” contenidos de otros.

Premia a tus lectores más fieles ofreciéndoles contenido exclusivo. Anima a tus lectores a subscribirse a tu blog. De vez en cuando, puedes invertir en un buen ebook para tus subscriptores u ofrecerles vales de descuento en tus productos o servicios. No olvides anunciarlo de manera atractiva a través del blog.

Pide la opinión de tus lectores. Anímales a compartir sus experiencias con los productos o servicios de tu empresa. ¡Ojo! Si autorizas los comentarios, debes hacer un seguimiento diario de ellos, para actuar o responder rápidamente en el caso de feedback negativo.

Organiza tus contenidos. Crea categorías o secciones dentro del blog para asegurarte que tus lectores encontraran el contenido fácilmente.

 

Ahora que ya conoces el decálogo del buen post, no olvides analizar tus resultados en Google Analytics u otras herramientas de análisis disponibles en la red. El seguimiento del blog te permite identificar los artículos con más visualizaciones, así como el origen de tus visitas y las palabras clave que utilizan para encontrarte.

A pesar de que los resultados de una estrategia de marketing de contenidos se perciben a medio-largo plazo, tener un blog tiene muchas ventajas, tanto para grandes empresas como para pequeños negocios que ya conocen de cerca las ilusiones e inquietudes de sus clientes y quieren ofrecerles un servicio aún más cercano.

¿Necesitas asesoramiento sobre cómo planificar tu estrategia de contenidos? En Nal3 Comunicació te ayudamos a mejorar la imagen y el posicionamiento de tu marca a través del marketing de contenidos, ¡contáctanos!

 

¿Te ha gustado este post? Descarga la infografía haciendo clic en la imagen 

consejos de marketing de contenidos

 

Post relacionados

Añadir nuevo comentario

16 + 2 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.

¡SUSCRÍBETE!

Recibe cada mes contenidos exclusivos.

A nosotros tampoco nos gusta el spam. Tu email estará seguro con nosotros.

¿Necesitas algo?

Si tienes dudas, comentarios o consultas, puedes comunicarte con nosotros completando este formulario.

El equipo de Nal3 estaremos encantados de responderte.

O si lo prefieres, puedes contactarnos por teléfono

93 238 80 80