La comunicación corporativa como pieza clave del éxito empresarial

04/09/2018
comunicacion corporativa

La comunicación corporativa en la empresa juega un papel estratégico clave. Hemos de decir que, además, es más trascendente cuantos más empleados tiene.

En este blog ya te hablábamos de la importancia de canalizar y fomentar la comunicación interna y externa de la compañía, ya que resultan uno de los pilares que hacen que tu marca sea diferente de tu competencia.

Hoy, vamos a profundizar más en este concepto y analizaremos las claves que te sugerimos tener en cuenta cuando desarrolles tu estrategia de comunicación corporativa.

¿Qué es la comunicación corporativa?

La comunicación corporativa es el conjunto de acciones que pone en marcha una organización, dirigidas a su target específico, con la finalidad de mostrar su identidad de marca.

De esta definición ya podemos extraer algunas ideas importantes:

“Conjunto de acciones”

No solo nos referimos a mensajes escritos convencionales. La comunicación corporativa también se realiza a través de las imágenes que se muestran, filosofía, política empresarial, etc.

“Target específico”

Evidentemente lo que comunicamos es percibido por todo el mundo, sean potenciales clientes o no. Sin embargo, a la hora de enviar un mensaje lo que tenemos que procurar es que sea bien percibido y entendido por aquellos por los que nos interesamos. Es decir, nuestro target.

“Identidad de marca”

A rasgos generales, la identidad de marca tiene que ver con el carácter de la empresa. Hablamos de humanizarla y, para ello, es necesario que tengamos bien definida la misión, visión y valores.

Hay otros elementos visuales que también son relevantes en este apartado, como el logo o los colores corporativos.

Claves para una comunicación corporativa de éxito

No son pocas los directivos que, aun sabiendo de la importancia de la comunicación corporativa, acaban relegándola a un segundo plano por distintas razones.

Nos gustaría ayudarte a que esto no te ocurra a ti. Por eso, y para ahorrarte tiempo, te vamos a dejar unas claves para que tengas en cuenta cuando pienses en tu negocio.

1. Da prioridad al interés de tu target

Como decíamos en la definición, es fundamental que tu comunicación esté enfocada a tu target. Son ellos quienes quieres que te escuchen.

Pero, ¡atención! Antes debes ser tú quienes les escuche a ellos. Si te preguntas el porqué, la respuesta es sencilla: es necesario que los conozcas bien.

Averigua:

·         qué les gusta,

·         cuáles son sus intereses,

·         sus preocupaciones,

·         sus necesidades,

·         sus dudas,

·         sus prioridades.

Cuanto mejor definido lo tengas, mejor mensaje le podrás enviar y más efectiva será tu comunicación corporativa.

2. Planifica una estrategia de comunicación

Ningún negocio de éxito improvisa. La estrategia y la planificación son básicas para todos ellos.

Por eso, te invitamos a que crees tu propio plan de comunicación online y offline.

Es básico controlar todo el proceso de comunicación que vayas a realizar. Y gran parte de ello pasa, también, por saber el cuándo, cómo y dónde lo vas a llevar a cabo.

3. Fija los objetivos de tu estrategia

En el apartado anterior no hemos incluido una pregunta clave a la que debe responder tu plan de comunicación corporativo: el por qué realizas cada acción.

Seguramente, ésta es la cuestión clave que marca el resto del proceso.

Por eso, marca objetivos:

·         Globales, de toda la estrategia que definas.

·         Particulares, para cada una de las acciones que realizas.

4. Evita los mensajes endogámicos y corporativos

Éste es otro de los puntos más importantes que debemos tener en cuenta.

Los consumidores y clientes hemos avanzado en el desempeño de este rol. Tú también, cuando estás en ese papel.

Nos hemos vuelto más exigentes y ya no nos conformamos con cualquier cosa que transmita una marca u organización. Queremos que lo que nos digan sea relevante. Por tanto, después de conocerlos en profundidad, envía mensajes útiles y relevantes para ellos.

Seguramente te sientes orgullos del nuevo producto o servicio que tienes y estás deseando gritarlo a todo el mundo. Sin embargo, a casi nadie le va a importar. A no ser… que muestres la utilidad y el beneficio que le aporta a tu potencial cliente.

Es importante que diferencies esos contenidos en los que, por ejemplo, hablas de que tu empresa patrocina un evento, de otros en los que explicas qué gana tu cliente con ese patrocinio. Éste sí le resultará interesante.

5. Haz un plan de crisis

No vamos a pensar que vamos a tener que solucionar una crisis reputacional, pero hay que estar prevenidos por si ocurre. Recuerda que no improvisamos en los negocios.

De hecho, tener un plan de crisis puede evitar ese conflicto. ¿Por qué? Porque en ese documento puedes prever cómo actuar ante comentarios negativos.

La mejor forma de resolver una crisis es preverla. Por eso es vital que la sepas parar cuando veas atisbos que podrían llevar a ella.

Tendencias en comunicación corporativa

Este apartado empresarial está en alza y cada vez cobra más relevancia para las empresas y organizaciones. Y, como todo, evoluciona.

Esta es la razón por la que hemos querido mostrarte las tendencias que se están desarrollando en el sector. Adóptalas cuando lo creas conveniente.

Corporate Telling:

Crea relatos cortos e impactantes para tu audiencia. Los usuarios reciben muchísima información procedente de diversos canales y debes ser capaz de crear algo diferente que impacte en ellos y te diferencie de tu competencia.

Storytelling:

Desde los principios de la humanidad el Storytelling ha sido un pilar de la comunicación. En las cavernas ya se contaban y representaban historias.

Ahora, se trata de que tú sigas con la tradición y lances tu mensaje a través de una historia en la que tu cliente potencial se sienta identificado.

Storydoing:

Una estrategia que provoca mucho éxito en la comunicación corporativa es la de mezclar el Storytelling y el Storydoing.

Éste último consiste en hacer con los consumidores participen en tu mensaje. Son activos, no sólo receptivos.

RedBull Stratos (el salto desde la estratosfera, ¿lo recuerdas?) es un ejemplo claro de esto. Las emociones de todos nosotros estaban a flor de piel y su logro, era el nuestro.

Gamificación:

Aplica los juegos, tanto como técnica de comunicación corporativa externa como interna.

Se trata de que busques un sistema de retos y recompensas que hagan que tu target objetivo se identifique con el mensaje que quieres transmitir.

A nivel interno, por ejemplo, puedes inculcar hábitos positivos a través de un juego en el que los empleados lo aprendan. Una vez lo implementen obtendrán recompensas que pueden cambiar por algún premio que determines.

Employer Advocacy:

Tus empleados son uno de los mejores canales de comunicación que tienes en la empresa. Su identificación con la marca hace que la reputación corporativa aumente. Son tus grandes embajadores de marca internos.

Cuídalos dentro de la empresa y ellos te cuidaran fuera de ella.

¿Qué te han parecido estas ideas y claves? ¿Estás ya preparado para cuidar de tu comunicación corporativa o necesitas que te acompañemos en los primeros pasos o te ofrezcamos algún tipo de servicio de comunicación?

Post relacionados

Añadir nuevo comentario

10 + 0 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.

¡SUSCRÍBETE!

Recibe cada mes contenidos exclusivos.

A nosotros tampoco nos gusta el spam. Tu email estará seguro con nosotros.

¿Necesitas algo?

Si tienes dudas, comentarios o consultas, puedes comunicarte con nosotros completando este formulario.

El equipo de Nal3 estaremos encantados de responderte.

O si lo prefieres, puedes contactarnos por teléfono

93 238 80 80