¿Por qué debes realizar optimizaciones web?

18/09/2019
optimizacion web

Lo más probable es que la mayoría de nosotros nos hayamos encontrado en dos posiciones distintas cuando visitamos un sitio web. Por un lado, nos encontramos con una web que funciona muy bien, carga rápido y parece que puede leer nuestras mentes, mostrándonos el contenido que queremos.

Por otro lado, hay webs que por una u otra razón nos hacen sentir mal, y cada vez que tenemos que ingresar a ellas sentimos aversión. En estos casos, el sitio podría cargar lento, verse mal en el móvil, tener un diseño que parece del año 2000, no ser nada intuitivo, entre muchas otras variables.

La primera es la web que todos queremos, mientras que la otra es la que queremos evitar, o en tal caso, es la que requiere de optimización web, es decir, mejorar cada aspecto de un sitio, usualmente con el fin de lograr una meta específica.

Tipos de optimización web

La optimización web es lo que se conoce como un proceso iterativo, es decir, que continuamente se repite hasta alcanzar los resultados deseados para tu web. En este sentido, un sitio web no siempre estará mal optimizado en cada posible aspecto.

Con esto claro, podemos conocer las formas en las que podemos optimizar un sitio web:

  • Optimización SEO

El SEO (Search Engine Optimization) es el conjunto de técnicas que ayudan a posicionar un sitio web en los motores de búsqueda, principalmente Google. Y se ha convertido en un elemento clave en el manejo de una web, pues es fundamental para conseguir nuevos clientes y usuarios.

Existen muchos factores y acciones que se pueden realizar para optimizar el SEO del sitio web: crear contenido de calidad, utilizar palabras clave sin abusar de ellas, a nivel de código, el sitio debería estar bien estructurado, y otros.

Contar con la ayuda de expertos en SEO, quienes busquen la obtención orgánica de nuevos lectores y usuarios, en lugar de generar más clicks que terminan por no hacer nada.

  • Velocidad y rendimiento del sitio

Hay pocas cosas tan desesperantes como tener que esperar por un dispositivo digital o software que está demasiado lento, o que no responde. Y esto también es cierto para las páginas webs, que algunas veces pueden ser extremadamente lentas al momento de cargar.

Esto tiene que ver con el desarrollo del sitio web, y puede ser solventado utilizando técnicas como la minificación de los scripts, así como utilizar el proceso o librería adecuada para cada propósito. Pero otros factores, como la optimización de imágenes también afectan al sitio, pues usualmente se puede reducir la calidad de las fotos para que pesen menos sin comprometer la calidad.

  • Adaptabilidad a todos los dispositivos

El concepto de responsiveness o sitio web responsivo ha cobrado relevancia hasta el punto de que simplemente no se debería crear un sitio sin esto. Pero, ¿qué es? Es simplemente la capacidad de una página web de adaptarse la distribución de su contenido a cualquier tamaño de pantalla, usualmente, para que los usuarios nunca deban hacer scroll horizontal.

  • Usabilidad

Un sitio web está creado para satisfacer a los usuarios, y por ello, es indispensable que sea intuitivo y fácil de usar.

  • Accesibilidad

Aunque no necesariamente tengamos contacto diariamente con personas con problemas de visión o la ausencia total de esta, sí existen personal con visibilidad limitada o ciegas que utilizan Internet, con la asistencia de un software que lee el texto para ellos.

Para asegurarnos de que estos usuarios con necesidades especiales también puedan usar el sitio, hay que seguir estándares de accesibilidad. También es importante que un sitio sea navegable sin mouse, con teclado. No importa si no lo notas, más de una persona te lo agradecerá, Google incluido.

  • Diseño

Hay webs que pierden nuestra atención desde el momento en que vemos el diseño. Pero el diseño, especialmente en un entorno interactivo como el internet, es mucho más que estética y paleta de colores, que de por sí son importantes.

Existe una rama del diseño llamado UX design (User Experiencia Design, o diseño de experiencia del usuario), la cual se centra en que la experiencia de los usuarios esté hecha a la medida, que cada click cuente, que sea fácil de navegar y sea simple imaginarse lo que podemos hacer a simple vista.

¿A quién afecta un sitio web mal optimizado?

Ahora, ¿Quiénes son los afectados por una página web mal optimizada? Principalmente dos grupos:

  • Los usuarios

Nuestro público o audiencia, y la única razón por la que, en la mayoría de los casos, decidimos crear un sitio web. Pero no basta con un espacio online, nuestros usuarios merecen lo mejor y ellos lo saben bien, y sabrán cuando tu sitio no cumple las expectativas.

  • Tú, la empresa o el negocio

La persona, grupo u organización que la página o sitio web represente será considerablemente afectado por una web mal optimizada. Dependiendo de las metas, las consecuencias podrían ser más o menos graves, pero vale la pena evitarlas.

Post relacionados

Añadir nuevo comentario

9 + 5 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.

¡SUSCRÍBETE!

Recibe cada mes contenidos exclusivos.

A nosotros tampoco nos gusta el spam. Tu email estará seguro con nosotros.

¿Necesitas algo?

Si tienes dudas, comentarios o consultas, puedes comunicarte con nosotros completando este formulario.

El equipo de Nal3 estaremos encantados de responderte.

O si lo prefieres, puedes contactarnos por teléfono

93 238 80 80